Las intervenciones del dispositivo de acompañamiento terapéutico en la clínica de la tercera edad se caracterizan, fundamentalmente, por operar en tres momentos fundamentales.

El primero puede estar ligado al momento de la internación del sujeto en una institución geriátrica. El geriátrico aparece como una alternativa posible cuando la familia del paciente no puede responder a determinadas problemáticas, tales como enfermedades orgánicas serias discapacitantes o el hecho de que la persona se halle sola buena parte de su vida y aparezca la dificultad de poder realizar sus tareas cotidianas autónomamente. Para ello, la intervención del Acompañante Terapéutico se corresponde con el acompañamiento del sujeto en la adaptación a la institución y en la socialización con aquellos que compartirán con él su vida cotidiana.

A su vez, en aquellos casos en que la familia del paciente desea evitar la internación, puede resulta necesaria la inclusión del dispositivo en el tratamiento del paciente, implicando su intervención la asistencia al domicilio y acompañando al sujeto a recuperar la autonomía y la independencia. Por otra parte, en muchas ocasiones la pérdida de un ser querido puede acarrear una fuerte depresión en aquellos sujetos de la tercera edad que contemplan la muerte propia como un hecho inminente, provocando de ese modo un aplastamiento del deseo de vivir y de las ganas de conservar el vínculo con sus seres queridos. En estos casos, la intervención del Acompañante Terapéutico puede facilitar la recuperación de lazos quebrados a través de la instauración de un lazo con el paciente y, por otra parte, fomentar la realización de tareas y actividades que permitan hacer visible al sujeto que aún puede realizar aquello que desea. El acompañante terapéutico en este tipo de casos tomará como punto de partida la palabra y la importancia de acompañar al sujeto a tender nuevas redes de apoyo.

El dispositivo de acompañamiento terapéutico es de suma importancia dentro del tratamiento en aquellas personas que sufren alguna demencia, interviniendo directamente en la vida cotidiana del sujeto fortaleciendo la autonomía, contando con la estimulación cognitiva como punto fundamental en el tratamiento de las demencias (Alzheimer, Demencia Senil, entre otros tipos).

¿Por qué elegir
DÉSIR SALUD?

CONTACTANOS

Más allá de la excelencia que garantiza nuestras prestaciones, contamos con toda la documentación respaldatoria para que las mismas sean autorizadas en obras sociales y prepagas.

Somos una Asociación Civil con inscripción en la Dirección General de Personas Jurídicas de la Provincia de Buenos Aires. Tenemos habilitación del Ministerio de Salud de la Nación e inscripción en el Registro Nacional de Prestadores de la Superintendencia de Servicios de Salud.

Algunos de los que ya confían en nosotros