Para el/la AT y el/la paciente no hay camino, se hace camino al andar

El 3/05 se celebra todos los años el Día del Acompañante Terapéutico y es un día que nos invita a reflexionar sobre ¿Qué es ser Acompañante Terapéutico? El Acompañante Terapéutico es un agente esencial de salud que forma parte de un equipo interdisciplinario y acompaña terapéuticamente a una persona o a un grupo (si la dinámica es grupal) en distintos espacios, desde el hogar, una institución, entre otros. El acompañante terapéutico, actúa a modo de sostén para apuntalar al sujeto activamente en su cotidianidad. Hay distintos marcos teóricos que guían su accionar terapéutico. La posición ética del Psicoanálisis es la que guía el accionar de Désir Salud.
.
¿Qué es para mí ser Acompañante Terapéutica? Es ser par del/a otro/a, acompañarlo/a, ser sostén y muleta cuando es necesario y también es dar lugar a que él/ella pueda sostener sus muletas, es escuchar lo que le pasa a ese sujeto, individual, más allá del diagnóstico que forma parte de él/ella pero que no lo/a identifica ni hace que sea quién es (cómo le afecta lo que le pasa, sus intereses, sus gustos, no los voy a saber a priori, los iré descubriendo con el tiempo). Por momentos hay silencios que dan paso a la palabra, por otros son silencios incómodos, difíciles y quizás me apure en hablar y después analizando retrospectivamente lo que sucedió me dé cuenta que para el próximo encuentro, era necesario que estén esas pausas.
.
Hay sujetos que no tienen pausa ni en su accionar ni en el modo de hablar y también habrá que ver cómo encontrar esas esperas para dar lugar a lo que tenga que acontecer. Ser AT es intervenir terapéuticamente por momentos planificando, a veces teniendo que cambiar esos planes en el momento e improvisar, pero siempre con la ética que guía mi accionar, es también dudar, hablarlo con mi coordinador/a (con trabajo en equipo) y que juntos/as veamos cómo co-construir con el paciente, es reflexionar activamente sobre cómo voy construyendo mi rol de acompañante terapéutica.
.
Nunca se hace para el paciente ni con él sino junto con, de a dos. “Debo encontrar una verdad que sólo sea verdad para mí” (Kierkegaard, S,.) es una cita del referente de filosofía existencialista Søren Aabye Kierkegaard que la tomo para concluir y pensar en la apuesta del sujeto deseante al que se lo guía por la brújula de su deseo, estando ahí como Acompañante Terapéutica, no como sujeto protagonista, sino como testigo compañera.
.
Apartado coordinación:
En el día del acompañante terapéutico, en función de celebrar esta fecha y de hacer una puesta en común de lo esencial de nuestra labor en el cotidiano de los y las pacientes, comparto los puntos de reflexión que nos trae Bárbara.
.
Y junto a esta reflexión tan atinada, en la cual se puede ver una marcada posición de trabajo terapéutico, se desliza su modo singular y particular de establecer las funciones y el rol del AT.
Se puede leer que establece como prioridad el vínculo con el otro, y no de cualquier manera, lo hace dando lugar a la emergencia subjetiva de cada acompañada y acompañado.
Desde mi lugar, como coordinadora y supervisora, entiendo lo fundamental de que cada AT haya podido continuar acompañando. Atravesando pantallas en un principio, para luego dar lugar a la presencialidad en sus diversas formas.
.
El trabajo en equipo que nos caracteriza en Désir Salud es posible gracias a los recursos con los cuales contamos. El profesionalismo, compromiso y, sobre todo, nuestra capacidad de pensar en la clínica para ponernos a trabajar en función al sujeto actual. Nuestra labor como agentes de salud ha sido denominada esencial en el marco del decreto sanitario, y así queda demostrado cada vez que en el espacio de supervisión con un o una AT se concluye lo fundamental de la apuesta al sujeto.